• Sylvana Padilla Ramírez

RESEÑA: THE GRAND SPLENDOUR OF DEATH (MATALOBOS)



La Muerte es dolor, es desolación, pérdida y pena; de igual manera es pasión, es celebración, redención y alivio; y así su gran esplendor nos envolverá a todos, envolverá los caminos que hemos recorrido, los lugares que nos vieron respirar; prevalecerán los ecos de nuestros pasos y palabras, pero nosotros ya no estaremos aquí.


Matalobos presentará el 04 de diciembre su nuevo trabajo musical titulado The Grand Splendour of Death que constituye un trabajo conceptual alrededor de la muerte y sus diferentes facetas a través del sello mexicano Concreto Records. Este álbum fue grabado y mezclado por Rubén Sánchez (Vst, Dark Matter) y producido en conjunto con la banda. El proceso de masterización se realizó en Estocolmo, Suecia por Jari Lindholm (Enshine, Exgenesis, ex-Atoma, ex-Slumber).


La portada del álbum es autoría de Manolo González Zavala en la que se muestra una figura sombría, casi irreconocible que en sus manos sostiene la vida, frágil, ominosa y putrefacta. La Magia Absalón tuvo acceso a este material y aquí te presentamos nuestra reseña.


“Ignis Spiritus Morte” es la canción que abre este viaje a través del Mictlan. Los acordes de la guitarra acústica evocan esa influencia de la cultura mexicana en su sonido, a los pocos segundos se genera una ambientación musical más oscura guiada por las notas del bajo, la guitarra eléctrica y la batería observándose esa influencia del doom metal. La interpretación vocal de Dante es muy versátil al transitar entre voces limpias y guturales jugando con esos elementos doom y death logrando que este primer tema nos transmita esa sensación de solemnidad gracias a los acompañamientos corales en la parte intermedia. El concepto lírico de la canción plantea en forma de metáfora ese transitar entre la vida y la muerte.


“Bondservants” tiene una introducción sonora bastante rítmica guiada por los acordes de la guitarra y el bajo que evocan la esencia del doom/death metal de la década de los 90’s. La presencia de las voces guturales adopta un papel predominante en la canción que va de la mano con la instrumentación, siendo ésta mucho más marcada y acelerada, caso contrario al de las voces limpias que muestra un sonido más lento y hasta cierto punto melódico en el que se puede distinguir las notas de algunos instrumentos de cuerda como es el violín y la guitarra acústica. Eduardo Santamaría y Germán Nieto realizan un trabajo espectacular en las guitarras en la parte final generando esa sensación de caos haciendo alusión a esta parte del Mictlan o el inframundo.


“Forlorn Hope” es la esperanza perdida, es aceptar que la muerte no se puede evitar y que en algún momento nos llegará a todos. Esta canción en particular describe este cúmulo de sensaciones y sentimientos desde la perspectiva de quién lo está viviendo, entendiendo que el gran final se acerca. Instrumentalmente, tiene esos elementos característicos del doom y el black metal que recrean esa ambientación oscura y sin salida. La presencia de las voces limpias sobre las guturales le aportan ese elemento de solemnidad y resignación que es parte indiscutible del concepto creado por la banda.


“De Fantasmas y Lamentos” es un tema instrumental de corta duración que se distingue por la presencia de las guitarras acústicas que le brindan una orientación melódica a este trabajo además de la influencia española en la ejecución de este instrumento. Al término de la canción se escuchan algunas palabras que hacen alusión al concepto que gira alrededor de la propuesta musical de Matalobos que es la muerte.


“Swallowed by the Earth” muestra una versión más melódica de la banda a través de los acordes de la guitarra que contrasta con las voces guturales de Dante. La letra de la canción nos plantea que la muerte es un proceso efímero, donde el cuerpo del ser querido desaparece a la par de la memoria. Es justamente la parte instrumental la que intenta recrear ese transitar del tiempo y del espacio, siendo la parte final de este tema en la que se incrementa la velocidad e intensidad en el sonido observándose en la ejecución de la batería y el bajo, por parte de Clemente Escalona y Carlos de Anda respectivamente.



“Monuments of Death” tiene en su parte introductoria un sonido cercano black/death metal melódico, en cuya estructura podemos identificar algunos pasajes agresivos y veloces guiados por las notas de la guitarra y la batería, en conjunto con la interpretación vocal donde las voces guturales están presentes en la mayoría de esta canción. El solo de guitarra que acompaña a las voces limpias de Dante es simplemente espectacular. Matalobos tiene una identidad musical bastante sólida y el resultado que se ha logrado en este tema me ha dejado sin palabras.


“The Midnight Caller” es la canción con la que se finaliza este segundo álbum de la banda originaria del estado de Guanajuato. La primera parte de este tema se caracteriza por esta atmósfera de oscuridad que se recrea a través de las notas de la guitarra y la batería, acentuándose con las voces limpias de su vocalista, posteriormente, se presenta un cambio drástico en el sonido que da paso a los guturales, al golpeteo constante en el doble bombo de la batería, así como una serie de riffs pesados y agresivos que definen un ambiente mucho más crudo y desolador, esta obra maestra culmina con los acordes de la guitarra y el arpa.


The Grand Splendour of Death es un poema a la muerte. Matalobos ha creado un álbum que describe desde diferentes aristas uno de los temas insignia de la cultura mexicana y que se refleja a nivel instrumental y lírico. Su propuesta musical fusiona con gran maestría elementos clásicos y la esencia de diferentes géneros de la escena como es el doom, black y death metal creándose una identidad propia y con ello, un estilo musical de exportación mundial.


La preventa de The Grand Splendour of Death está disponible a través de bandcamp y puedes encontrar el álbum en físico a través de Concreto Records.


Apoya a Matalobos siguiéndolos en sus redes sociales:


©2020 La Magia Absalón